TRAUMATISMO NASAL

Las fracturas de nariz son las más frecuentes dentro de las fracturas faciales. Pueden ser unilaterales o bilaterales (lo más habitual) causadas por golpes laterales, agresiones, accidentes deportivos o de tránsito y caídas, principalmente en personas de tercera edad.

El paciente presenta dolor espontáneo o a la presión acompañado de:

  • Sangrado nasal unilateral o bilateral

  • Obstrucción del flujo aéreo

  • Deformidad de la pirámide nasal (laterorrinia)

  • Heridas en piel

  • Hematomas en la zona del golpe o tabique nasal

Para verificar la presencia de fractura es fundamental consultar a un médico especializado quien determinará si se requieren de exámenes complementarios, como la tomografías, en caso de traumatismos de mayor repercusión.

En las fracturas unilaterales sin desplazamiento del hueso puede resultar suficiente colocar hielo y antiinflamatorios para disminuir el edema. De esta manera se evita el ácido n-acetilsalicílico (aspirina) y por lo tanto un tratamiento instrumental (reducción de huesos nasales).

En las fracturas bilaterales sin desplazamiento se recomienda una férula junto a las indicaciones previas.

Cuando las fracturas tienen un desplazamiento se debe realizar una reducción de los huesos propios, idealmente antes del decimocuarto día de ocurrido el traumatismo. En muchos casos conlleva la colocación de tapones por 48 horas y férulas externas por 7 o 10 días para facilitar la reducción.

El tiempo quirúrgico de una reducción nasal no suele ser mayor a 60 minutos con anestesia general y menos tiempo en caso de hacerlo con anestesia local.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Para pacientes pediátricos y pacientes con baja tolerancia al dolor se realiza con antestesia general, caso contrario se puede realizar con anestesia local.

¿Requiere internación?

No es necesario ya que es un procedimiento ambulatorio y el paciente se retira en el día a su domicilio con los cuidados correspondientes.

 

¿Cómo es el postoperatorio?

Se sugiere hacer reposo por 7 días, y no realizar actividades deportivas por 45 días como mínimo. Se realiza un control a las 48 horas de la cirugía para retirar los taponajes, y a la semana, para retirar el yeso o tutor externo.

¿Mi nariz va a quedar igual?

La reducción de huesos nasales NO es una cirugía estética de nariz ni una rinoplastia. Es por ello que el principal objetivo de la cirugía es recuperar la función respiratoria y secundariamente mejorar la estética.

¿Cuándo puedo realizarme una rinoplastia por un trauma nasal o facial?

Pasados los 4 a 6 meses del trauma nasal si el paciente está disconforme con su aspecto nasal podrá realizar una rinoplastia.

Todos los derechos reservados. © 2020 Dr. Federico Urquiola.

  • Instagram
  • Facebook