Todos los derechos reservados. © 2019 Dr. Federico Urquiola.

MENTOPLASTIA

La cirugía estética del mentón se llama mentoplastia. El mentón puede aumentarse o reducirse de tamaño. Es primordial detectar antes de cualquier cirugía la existencia de trastornos en la mordida y en la posición mandibular. Actualmente existen dos formas de lograr un aumento del mentón: mediante la colocación de una prótesis sólida creada especialmente para recrear la forma del mentón o la reposición del hueso mandibular mediante una placa.

Se prefiere realizar la cirugía con anestesia general para mayor confort del paciente. Es una cirugía rápida y de carácter ambulatoria (se opera y se va a la casa).

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puedo operarme el mentón y la nariz en la misma cirugía?

Sí. La rinoplastia y la mentoplastia son las dos intervenciones que más se realizan de forma conjunta. Esto se debe a que con ambas se logra un balance del perfil facial ideal.

 

¿Cómo me beneficio con esta cirugía?

En muchos casos el cirujano es aquel que recomienda un aumento del mentón para favorecer la armonía facial en pacientes que buscan embellecer su rostro. Los resultados de realizar una rinoplastia por giba dorsal y un aumento del mentón son excepcionales.

 

¿Duele?

El postoperatorio se cursa con muy bajo dolor y se utilizan analgésicos habituales.

 

¿Puedo comer normal durante el postoperatorio?

Sí. Esta cirugía no altera la función deglutoria. 

¿Por donde se coloca la prótesis?

Puede utilizarse una vía de colocación por dentro de la boca (endobucal) o a través de una pequeña incisión externa por detrás del borde mandibular inferior.

 

¿Existe rechazo de la prótesis?

Es excepcional que exista un rechazo en este tipo de cirugías y con las prótesis que existen actualmente. Tampoco va a existir filtración de la misma dado que son de características sólidas.

 

¿Dónde deben realizarse estas cirugías?

En quirófano. La mentoplastia requiere de un ambiente quirúrgico adecuado con todas las medidas de asepsia (ausencia de gérmenes que puedan causar una infección).

NARIZ A TENSIÓN (nariz grande)

La nariz puede verse grande por distintos motivos pero, a fin de cuentas, lo importante es la armonía facial lo que uno busca. El desarrollo en exceso de los cartílagos nasales de causas congénitas o por estímulos traumáticos da lugar a lo que se conoce como nariz a tensión. En este tipo de forma nasal el paciente suele presentar una giba en general grande de estirpe cartilaginosa que estira los tejidos nasales resultando en una estrechez del tercio medio, la punta y las narinas. Muchas veces se acompaña de un labio superior corto y un crecimiento de la espina nasal anterior desmesurado que desdibuja el ángulo nasolabial.


Además, la nariz a tensión puede provocar por sí sola un problema de respiración debido a que el flujo de aire impacta en regiones altas de la nariz perdiendo su rumbo hacia el sector posterior. Se sabe que existe un aumento de la resistencia al paso del aire en las áreas estrechas de la válvula nasal.


La rinoplastia en pacientes con nariz a tensión provoca una enorme satisfacción postoperatoria al haber devuelto la armonía facial por medio de la reducción de los tejidos y la respiración nasal disminuyendo la resistencia al flujo aéreo.