La rinoplastia es conocida como la cirugía estética de la nariz. En los últimos años se ha producido un importante avance de las técnicas quirúrgicas obteniendo resultados más naturales y perdurables en el tiempo.

En toda rinoplastia es fundamental la evaluación de la función nasal, ya que de existir una disfunción, debe corregirse en la misma intervención.

Existen diversas alteraciones morfológicas de la nariz, y existen tantas formas, como personas. Es por eso que se considera a la rinoplastia como una cirugía individualizada para cada paciente, donde prima el análisis estético facial pre-operatorio, con una planificación personalizada.

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS MÁS FRECUENTES?

Los problemas más frecuentes son la giba del dorso nasal, la punta nasal caída y/o grande, el ancho excesivo de la nariz o  la nariz torcida. Sin embargo, pueden existir otros motivos que lleven a la consulta, y otros tantos, que el cirujano puede recomendar o sugerir para obtener un resultado óptimo.

DATOS IMPORTANTES DEL PROCEDIMIENTO

La rinoplastia se realiza con anestesia general y es de carácter ambulatorio.

Todos los derechos reservados. © 2020 Dr. Federico Urquiola.

  • Instagram
  • Facebook